Entrevista a Dorian

Posteado el 19. mar, 2010 por peregrintuk en Entrevistas, General

Con motivo del concierto que Dorian dieron ayer dentro de la programación del Valladolindie 2010, hemos aprovechado para realizar una pequeña entrevista que contestó amablenete Belly (teclista del grupo) y que podéis leer mientras terminamos de escribir la crónica de lo que vivimos ayer en la Sala Mambo de Valladolid.


Pregunta:
Ahora que sois un grupo más que consolidado de la escena indie, con más de un lustro de historia musical y tres discos de estudio a vuestras espaldas, os pido que echéis por un momento la vista atrás. ¿Qué diríais de vuestras experiencias previas a la industria musical? ¿Fue difícil llegar adónde estáis ahora? ¿A qué os dedicabais antes?
Respuesta: Somos una banda que hemos crecido de forma muy gradual y lógica, pasito a pasito y desde abajo. Por eso tenemos muy presente nuestra trayectoria y valoramos mucho nuestra situación actual. Los principios de casi todas las bandas son duros, sobre todo en este país. Es una lástima porque la mayoría de grupos que terminan dejándolo no es porque no tengan nada que decir creativamente, sino porque sacar adelante una banda comporta muchos sacrificios que a menudo terminan llevándosela por delante. Esto no es aplicable a todos los grupos, algunos funcionan muy bien desde el principio; mientras que otros ni siquiera tienen la oportunidad de salir a la superficie. Todo es cuestión de talento, trabajo y suerte.

P: Con un disco tan bien recibido por el público como El futuro no es de nadie e importantes expectativas puestas en vosotros, ¿Os visteis muy presionados a la hora de lanzar un tercer disco? ¿Cómo está respondiendo la gente? Contentos seguro que está, al final ha sido un álbum redondo.
R: Era la primera vez que hacíamos un disco que alguien estaba esperando, y eso acojonaba un poco, la verdad. Así que antes de empezar sentimos algo de vértigo. Pero tan pronto como nos sumergimos en la composición del disco, perdimos el mundo de vista y nos olvidamos de todo. Es la primera vez que nos sentimos verdaderamente orgullosos de uno de nuestros discos, y lo mejor de todo es ver que ha conectado con tanta gente…

P: 2009 ha sido un año bastante movido -6 conciertos sold out en España, tres multitudinarios en México junto con Café Tacvba- y empezáis 2010 con una gira conjunta con Love Of lesbian, así que trabajo no os falta. ¿Cómo viene siendo la experiencia? ¿Y compatibilizar dos sonidos tan opuestos? ¿Cantáis juntos algún tema?
R: Sí, ha sido un año increíble. Los conciertos de presentación del disco han sido muy emotivos y encima hemos tenido la suerte de conocer México y de telonear a grupazos como Zoé. En mayo vamos a tocar a Tokio y esta semana empezamos una gira compartida con Love of Lesbian, un grupo al que respetamos mucho. Es verdad que somos grupos muy diferentes, pero curiosamente compartimos mucho público. No hemos preparado nada juntos, básicamente por problemas de tiempo, pero quién sabe…

P: Se os define de muchas maneras, como un grupo de pop, de electropop, pop político, e incluso hemos oído a gente que os llama “los OBK del Indie”. ¿Cómo os definís vosotros o con qué etiqueta os sentís más a gusto? ¿Cuáles han sido vuestras referencias musicales más importantes?
R: Nos consideramos un grupo de pop de toda la vida que mezcla influencias muy distintas de forma personal. Somos una banda muy desprejuiciada musicalmente hablando, y escuchamos estilos de música muy diferentes y de distintas épocas. Durante la grabación del disco, por eso, escuchamos mucha música siniestra del tipo Siouxie and the Banshees, The Cameleons, Bauhaus…

P: Y como no sólo de referencias musicales vive el hombre, ¿Qué más influencias -literarias o cinematográficas- podríais mencionar como importantes para vosotros?
R: A Marc le gusta mucho la poesía (Alberti, Eugenio de Andrade, José Hierro); a mí (Belly), la literatura rusa y eslava (Chéjov, Gógol, Dovstoievski, Bulgákov). En cuestión de cine, nos flipa el free cinema británico (Lindsay Anderson, Tony Richardson, Karel Reisz) y la nouvelle vague francesa (Truffaut, Godard, Louis Malle).

P: Vuestras letras, siempre han sido comprometidas en lo social y en lo político (“Para qué creer en Dios si él no cree en nosotros”). Este disco sin embargo, es más melancólico, íntimo e incluso diría que oscuro. ¿Cómo se ha operado este cambio? ¿Os centráis ahora más en lo personal? ¿Es difícil mezclar esas letras con una electrónica bailable?
R: Es cierto que las letras del disco son algo más oscuras, pero es que reflejan la realidad de unos personajes que están metidos en una lucha permanente consigo mismos y con los cánones que marca la sociedad, y ese no puede ser un camino alegre. Las letras, sin embargo, continúan reflejando situaciones sociales y políticas, puesto que hablan de personajes que se resisten a ocupar el espacio que la sociedad ha designado para ellos, en ocasiones por la necesidad de hacer algo extraordinario con sus vidas, en otras como un acto de rebeldía casi irracional. Gente a la que ya no le es posible destruir el muro social y dirige sus pasos hacia el abismo o encuentra su sitio en los márgenes de la sociedad, porque en esas grietas sí queda espacio para la libertad.

P: La ciudad subterránea es un título bastante sugerente, ¿Por qué os decantasteis por este título para nombrar vuestro tercer trabajo?
R: Por un lado es un homenaje a la cultura underground, que es de donde venimos y donde se encuentra el verdadero motor del arte de vanguardia. También nos referimos a todas esas ciudades ocultas que existen dentro de las grandes urbes.

P: Se habla constantemente de la crisis de la industria musical, pero sin embargo, parece pasarse por alto el importantísimo crecimiento de los festivales musicales y del consumo de la música en directo. Vosotros con muchísima presencia en estos ámbitos ¿Qué opináis de esto? ¿Donde más disfruta el artista es en el estudio o frente al público?
R:
Pensamos que el modelo de industria musical debe reinventarse y adaptarse a los nuevos tiempos. La gente compra cada vez menos discos; esto es una realidad que nadie va a cambiar, y eso ya no es ni malo ni bueno, simplemente “es”; de nada sirve lamentarse. Sin embargo, la música en directo ha salido ganando, nunca antes se habían programado tantos conciertos, y en los últimos años han salido festivales como setas. En esto las bandas hemos salido ganando y, además, se ha devuelto al músico a su hábitat natural, que son los escenarios.Con todo, también se debe tener en cuenta que hay discográficas independientes que necesitan ver renumerado su trabajo para poder salir adelante y fichar a bandas nuevas. Por eso creemos no se debe dejar de comprar música; para nosotros es un acto que valora el esfuerzo que significa grabar un disco, trabajar el diseño…

P:
¿Cómo es vuestra relación con el público castellano? ¿Os trata bien?
R: Guardamos muy buen recuerdo de nuestros conciertos en la sala Asklepios. Empezamos nuestra gira de El futuro no es de nadie ahí y fue una de las primeras salas que llenamos. Como curiosidad, te diré que la primera vez que actuamos allí Marc llegaba en autobús de Madrid y que toda la banda y la sala tuvimos que esperarlo porque se retrasó…. Seguro que algunos lo recuerdan.

Mark firmando discos después del concierto

P: Debéis sentir cierto orgullo cuándo se habla de ‘A cualquier otra parte’ como un himno generacional ¿Cuáles son los ingredientes que ha de contener un tema para alcanzar esta consideración? ¿Fue mera coincidencia o esperábais semejante aceptación? ¿Qué otros himnos diríais os marcaron a vosotros tiempo atrás?
R: Siempre maravilla ver que tanta gente se pone de acuerdo en algo, en este caso en una canción. La verdad es que no existe “la fórmula del hit”, si fuera así todo el mundo la usaría… Esta canción surgió de forma espontánea y natural, y si bien sabíamos que era especial, nunca hubiéramos imaginado que destacaría tanto por encima de las otras… De hecho, cuando enseñamos el disco por primera vez, muy poca gente la destacó… Algunos de nuestros “himnos generacionales” son: ‘Metal Mickey’ de Suede, ‘De viaje’ de Los Planetas o ‘Common People’ de Pulp.

P: El pop español se encuentra en una fase fráncamente aburrida porque se basa en la repetición de fórmulas hasta la saciedad. Vosotros como un grupo más arriesgado ¿Qué solución propondríais para convertirlo en algo más divertido y original?
R: Pues despojarse de todos los miedos y experimentar, escuchar mucha música y atreverse a encontrar un camino propio.

P: Decía Oscar Wilde que “El arte de la música es el que más cercano se halla de las lágrimas y los recuerdos”. ¿A vosotros qué canciones os hacen u os han hecho llorar?
R: ‘Be my baby’ de Las Ronettes, ‘I heard it through the grapevine’ de Marvin Gaye, ‘Mad World’ (versión de Gary Jules); ‘Pretty Ballerina’ de The Left Bank.

P: En vuestro último disco, os vemos con unas casacas al más puro estilo “Sargent pepper’s lonely heart club band” ¿Por qué resulta tan importante el concepto de estética para los grupos musicales?
R: A nosotros nos divierte la parte extramusical de lo que significa tener una banda; el artwork del disco, la ropa, las fotos de promo… Esto nos obliga a colaborar con personas de otras disciplinas artísticas y es muy divertido. La ropa que llevamos en las fotos del disco es del diseñador Gori de Palma.

P: Después del éxito de vuestros dos primeros clips, ¿Cuándo podremos poner fín a la trilogía con ‘La mañana herida’?
R: Creo que será en junio… Nosotros todavía no hemos visto el desenlace, pero la productora Crampton nos advierte que es el mejor vídeo de los tres. Estamos muy intrigados…

P: Tocar, componer, las giras, las colaboraciones y los videoclips. ¿De dónde sacaís el tiempo para dedicaros a las actividades extramusicales? ¿Es difícil sacar tiempo para todo?
R: La verdad es que a veces cuesta encontrar tiempo para uno mismo, pero se tiene que hacer. La gente a menudo piensa que ser músico es un chollo, pero es un trabajo como cualquier otro, con sus pegas y sacrificios (aunque yo no me quejo de nada, a mí me encanta). Lo malo de estar de gira es que apenas puedes ir a conciertos… esto es lo que más me fastidia. Pero luego vienen los festivales y lo remedian todo.

P: Y por último, nos gustaría saber, qué experiencias -positivas y negativas- conlleva pertenecer a este mundillo. ¿Cómo se ve el panorama independiente desde dentro? ¿Qué grupos admiráis de la escena actual?
R: Pienso que la industria no se da cuenta de que aquí hay muy buenas bandas y que si se movieran bien, esto podría ser un tsunami. A veces tenemos la sensación de que el mundo “independiente” confunde ser “independiente” con ser pequeño, minoritario o selecto. Se tendría que tener algo más de ambición. De los grupos de la escena actual admiramos a Astrud, Hidrogenesse, Mendetz, Delorean, La habitación roja, Tokyo Sex Destruction o Russian Red.

Fotografías: Giuseppe (podéis ver el set completo del concierto aqui)

Etiquetas: , , , ,

Una Respuesta para “Entrevista a Dorian”

  1. eli

    20. mar, 2010

    son muuuuy majetes! mucho! y Belly un amor!!

Deja una Respuesta