Crónica de Muse en el Palacio de los Deportes de Madrid

Noviembre 29th 2009 by juanignaciosl in Concierto, General, crónica, madrid

Ayer cambiamos de liga, y pasamos de asistir a conciertos de sala o garito a uno de los grandes espectáculos de la oferta musical actual. Muse probablemente son el grupo más grande de los que mi generación ha visto nacer (quizá con la salvedad de Coldplay), y estaban en mi lista de asistencias obligadas desde que les ví en el FIB 2002.

Muse en Madrid

Llegaban a Madrid con disco nuevo bajo el brazo: The Resistance, y una buena parte del concierto consistió en un recorrido por él. Clavaron el setlist de Barcelona (volcado también en una lista de Spotify), por lo que no hubo mucho espacio a la sorpresa. Dado que casi la mitad de las canciones son de este último disco me resulta imposible hacer una crónica del mismo sin dar mi opinión sobre él. No me parece un buen disco, pero sí tiene un puñado de buenas canciones. Suena a conglomerado de estilos, la uniformidad, la coherencia entre los temas brilla por su ausencia, aunque, sinceramente, mil veces prefiero un disco así, arriesgado, experimental, que los “más de lo mismo” que suelen cerrar las críticas de los nuevos álbumes de la gran mayoría de los grupos.

El espectáculo comienza con el trío apareciendo sobre unas plataformas en las que se proyectan imágenes prefabricadas mezcladas con otras del directo, cosa que agradecimos los que estábamos en el otro extremo del pabellón. Una pena que no se aprovechasen también las pantallas gigantes. Abren como el disco, con un contundente Uprising, y a partir de ahí van intercalando canciones nuevas con sus grandes hits. Huelga decir que el pabellón se caía con el tercer corte, New Born, por ejemplo.

El grupo son tres, y ellos mismos admiten que eso les condiciona la forma de componer. En los primeros discos estaban constantemente pensando en el directo, y sus creaciones estaban supeditadas a que en vivo, con sólo ellos tres, suenen como ellos tienen en la cabeza, y se nota. New Born o Plug In Baby suenan totalmente salvajes. En los últimos, por el contrario, las producciones cuentan con más instrumentación y arreglos y han perdido parte de ese sonido tan característico, aunque canciones como Unnatural Selection fueron de lo mejor de la noche.

Sonaron impresionante, tal y como esperábamos todos los que llenamos (la reventa superaba los 100€) el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. Personalmente sólo tenía una esperanza que no se materializó: que las canciones a mi modo de ver peores de The Resistance mutaran en algo diferente en directo. Pero no, Undisclosed Desires me sonó en directo tan pobre y pueril como salió del estudio. Por lo demás, casi dos horas de un espectáculo bárbaro de uno de los grupos más recientes con mejor currículum y futuro.

Fotografía: El País.

Did you enjoy Crónica de Muse en el Palacio de los Deportes de Madrid? Subscribe to RSS Feed.

Social Bookmarking
Add to: Digg Add to: Del.icio.us Add to: Technorati Add to: StumbleUpon Add to: Reddit Add to: Slashdot Add to: Netscape Add to: Furl Add to: Newsvine Add to: Google Add to: Blinklist Add to: Spurl Add to: Diigo

5 Responses to “Crónica de Muse en el Palacio de los Deportes de Madrid”

  1. sixtosentido

    Que grande fue!!!
    Pero me quedé sin Muscle Museum…

  2. juanignaciosl

    Sí, ya se van dejando cosas en el tintero…

  3. sixtosentido

    Las hay más prescindibles, pero no me creía que no la tocasen. De todas formas, el espectáculo fue increible.
    ¿Desde que zona lo viste? Yo en la grada de arriba a la izquierda, llegué justo a las 9 y media y estaba el aforo completo.

  4. Nacho

    Al fondo a la izquierda también. Una vez no te sacrificas y haces cola para estar “en la arena”, todo el pabellón te parece un buen lugar para ver el espectáculo.

  5. sixtosentido

    Merece la pena hacer la cola, no es lo mismo. Pena de trabajo…

Leave a Reply