Crónica de Ignatius en el circuito de monólogos

Posteado el 19. may, 2010 por Giuseppe en Crónicas, General

Dentro de la tercera temporada del circuito de monólogos de Valladolid, uno de los cómicos que estuvieron la semana pasada fue Ignatius y la casualidad ha querido que mi primera crónica escrita (suelo estar detrás de la cámara) sea sobre este cómico. Quizá sea arriesgado estrenarme con alguien tan indefinible o quizá sí sea fácil hacerlo.

Ignatius Farray, original de Tenerife, no deja indiferente a nadie. Y eso es bueno. Paramount Comedy, Muchachada Nui, La Hora Chanante, son algunos de los espacios en los que se le ha podido ver. Charlando con él antes de subirse al escenario me encontré con una persona afable, una gran persona. Acto seguido, una vez sobre las tablas, se transformó en un personaJE, gran personaje. Curioso, esa sílaba de más -JE- onomatopeya de la risa, que no faltó al lo largo de su actuación.


A Ignatius se le puede odiar o adorar y los que allí estaban en el Pub Connery está claro que tomaron la segunda de las opciones. Su monólogo giró en torno al sexo, usando un lenguaje directo, que pudo sorprender a más de uno. El público no fue simplemente esa obligada parte de todo show, formó parte de él. Una joven chica y un espectador con un gran afán de protagonismo brindaron a Ignatius la oportunidad de mostrar todo su talento. Porque lo tiene y le sobra. Improvisación y destreza a la hora de “torear” a ese espontáneo que no cejó en su empeño de interrumpirle a cada rato. Pero ahí estaba este gran cómico que supo usarlo en beneficio del espectáculo. Guiños a temas actuales como la política, la religión y cómo no, el sexo (los tres temas pueden ir juntos, curiosamente). Todos conocemos el humor negro, el surrealista, el inteligente, etc. pero todo eso junto es Ignatius. Una vez que sus grandes alaridos ya no nos pillan por sorpresa, nos damos cuenta que estamos ante todo un PERSONAJE. Una noche de risas, de muchas risas.

Se puede ver el resto de las fotografías aquí.

Etiquetas: , , , ,

Deja una Respuesta