Crónica de Alejandro Sanz en la Feria de muestras

Posteado el 24. may, 2010 por A. en Crónicas, General

Tal como anunciamos, el pasado 8 de mayo tuvo lugar el concierto de Alejandro Sanz en la Feria de Muestras de Valladolid, dentro del ciclo “Grandes conciertos de Valladolid”. Próximamente vendrán también dentro de ese ciclo Sabina, B. B. King, Alejandro Fernández o Placebo.


En principio el concierto estaba previsto para las 22:30, pero finalmente se retrasó media hora para que los espectadores vallisoletanos pudieran animar al Pucela, que jugaba contra el Rácing (y que por cierto, ganó en un 2-1, aunque de poco le sirvió ya que finalmente perdió contra el Barça y descendió a segunda).

Antes del inicio del concierto, el pabellón número 4 estaba lleno de fans y sorprendente ya no era un público mayoritariamente adolescente como sucedía años atrás. Y es que, las chicas que en los noventa lloraban con ‘Viviendo deprisa’ y ‘Si tú me miras’, ahora iban, mucho más serenas y crediditas, aunque con la misma ilusión, a ver a un cantante perfectamente consolidado, que sabe hacer de cada concierto un momento mágico, y que logra una complicidad asombrosa con sus espectadores.

A las 22.55 horas, cinco minutos antes de la segunda hora marcada y guitarra en mano, Alejandro Sanz abría el concierto con ‘Peter Punk’, canción perteneciente a su último disco Paraíso Express. A partir de ese momento, no dejó de cantar sin descanso las dos horas que estuvo sobre el escenario. El ambiente muy bueno, y las canciones cuidadosamente elegidas, intercalando las nuevas con grandes temas de sus discos anteriores. Sin embargo falló la acústica del recinto. Y no es que no se oyera nada, de hecho las canciones se escuchaban sin problema, lo que se hacía más difícil era entender lo que decía cuando hablaba con el público. Una pena para todos aquellos que no estábamos en la zona más cercana al escenario (la llamada “Zona Paraíso”).

Pero a pesar de ello, no decepcionó a los espectadores que, a las 23.30 cantaban y bailaban a ritmo de ‘Corazón partío’ y de otros canciones tan conocidas como ‘Quisiera ser’, ‘Sin que se note’ o ‘Nuestro amor será leyenda’.

Aunque el momento más emocionante de la noche nos lo daba un Alejandro al piano, como no podía ser de otra manera. Tocó ‘¿Lo ves?’ y ‘Tú no tienes la culpa’ y muchos ojos brillaron. De hecho las últimas canciones fueron a cada cual más emotiva, y “más Alejandro Sanz que nunca”, ‘Tu letra podré acariciar’, dedicada a los fans y ‘Aquello que me diste’.

Poco a poco el concierto llegaba a su fin, sobre lo que el cantante bromeó en numerosas ocasiones. Entre los últimos temas que cantó estuvo ‘Looking for Paradise’(que canta a dúo con Alicia Keys en el disco y que por supuesto no se encontraba en el concierto) y fue otro de los más aplaudidos.

Se despidió con una mezcla de ‘Mi soledad y yo’, ‘Amiga mía’ y ‘Ella’, todas ellas grandes clásicos de su extensa discografía. Y como regalo y antes de marcharse definitivamente, estuvo junto a su equipo (al que hacia mitad de concierto había presentado por entero) y “se marcó un zapateado en toda regla”. Alejandro Sanz demostró una vez más ser un gran artista, perfeccionista y muy simpático con sus seguidores. Esperemos que vuelva pronto.

Fotografías: Giuseppe (set completo del concierto aquí)

Etiquetas: , , , ,

Deja una Respuesta